domingo, mayo 18, 2008

.

el (tenue?) hormigueo de su piel gruesa no la llevaba a ninguna parte que los demás pudiesen ver,
ojos inexpertos incapaces de entender que cada noche escapa de sus escamas.
¿Quien de ellos se va a dar el trabajo de recoger estas marcas borrosas?
Quizás una mañana de sol un cuerpo-holograma lo logre, o una noche triste recuerde,
por ahora en la espera nacemos, como cayendo en nuestro propio olvido

Victoria Riveros e Ilan Shats

No hay comentarios.: